Visita nuestro archivo

Entre las posibles causas del aborto espontáneo se encuentra la edad avanzada de la madre y la presencia de anomalías cromosómicas en el feto, entre otras. A continuación analizaremos distintos factores que pueden afectar, con más detenimiento.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define el aborto espontáneo como la extracción o expulsión uterina de un embrión o feto de 500 gramos de peso o inferior, correspondiente a una gestación de 20 a 22 semanas. Es decir, la interrupción natural del embarazo, impidiendo el desarrollo del feto con normalidad.

 

Posibles causas del aborto

La probabilidad de aborto espontáneo se ve reducida conforme avanza el embarazo. Y es que en muchas ocasiones, se producen interrupciones naturales en el primer mes de gestación, que pueden simular la aparición de la menstruación. En estos casos, si la mujer no se ha realizado previo a ello, un test de análisis de la gonadotropina coriónica humana en orina, nunca sabrá que estuvo embarazada. Y es que aunque a priori pueda resultar sorprendente, más del 10% de embarazos termina en aborto.

Una de las posibles causas de aborto espontáneo más frecuente, es la presencia de una anomalía cromosómica en el embrión en desarrollo, y es que los factores genéticos parecen jugar un papel importante. Este hecho se relaciona con la mayor prevalencia de aborto en mujeres con edad superior a los 40 años.

Entre las enfermedades cromosómicas más frecuentes están las trisomías, en las que en función del cromosoma que se vea afectado, la posibilidad de aborto será mayor. Las trisomías que afectan al cromosoma 18 o síndrome de Edwards, así como las que afectan al cromosoma 13 o síndrome de Patau, hacen que el embarazo presente un alto riesgo de aborto. En la actualidad, gracias al desarrollo del diagnóstico prenatal No invasivo, es posible detectar la trisomía en sangre materna, permitiendo el diagnóstico precoz de la enfermedad.

Sin embargo, también puede ocurrir que en la pareja, alguno de los miembros sea portador de pequeñas traslocaciones recíprocas (en las que no hay ganancia ni pérdida de material genético, sino un distinto reordenamiento). De este modo, la alteración que no da signos en el parental, pasa a sus gametos (espermatozoide u óvulo) en forma de traslocación no balanceada (en las que sí hay aumento o pérdida de material genético), siendo el origen de distintos síndromes cromosómicos.

No obstante, debemos tener en cuenta que las posibles causas del aborto espontáneo de repetición pueden ser variadas, incluyendo patologías uterinas, factores ambientales, estrés, o la mala nutrición de la madre.

 

Técnicas de estudio de abortos de repetición

El cariotipo y/o FISH son algunas de las técnicas más utilizadas para estudiar las causas del aborto natural en parejas, en las que se interrumpe el embarazo en tres o más ocasiones seguidas, antes de los 24 meses. Sin embargo, cabe destacar que tanto una como otra técnica, presenta distintas limitaciones, siendo pruebas demasiado específicas y complejas (al requerir el cultivo de células).

En la actualidad, el array DACrA ha sido diseñado de forma específica, para poder identificar alteraciones cromosómicas de número de copia en abortos, aumentando en notablemente la resolución del resultado con respecto al cariotipo y evitando la necesidad del cultivo celular. Consigue más información aquí.

 

DSC_8747. Imagen con licencia Creative Commons de The 5th Ape.

  • Nombre (Obligatorio)

  • Email (Obligatorio, pero no publicado)

  • Url (Opcional)

  • Comentario (Obligatorio)