Visita nuestro archivo

A lo largo de los años se han generado una serie de falsos mitos sobre el embarazo, más cercanos a la cultura popular que a la ciencia. ¡Descúbrelos aquí!

  • Los antojos son signo de alguna carencia nutricional o necesidad del bebé: Los antojos pueden producirse como consecuencia del cambio hormonal que la madre experimenta durante el embarazo, y que se traducen en la apetencia de ciertos alimentos. Sin embargo, la presencia de antojos no es indicativa de la falta de nutrientes o de necesidades del feto. Por ello, será de vital importancia llevar a cabo una alimentación equilibrada, para mantener un estado saludable tanto físico como emocional.
  • Si la tripa es puntiaguda será niño  y si es redonda será niña: Esta afirmación es del todo falsa. Aunque muchas madres pueden sentirse impacientes por conocer el sexo del bebé, la única forma de descubrirlo será a través de una prueba diagnóstica como la ecografía.
  • Durante el embarazo hay que evitar los baños en piscinas: El bebé se mantiene protegido del exterior a través del tapón mucoso que se establece en el cuello del útero e impide el acceso de los microorganismos procedentes de la vagina.
  • Las relaciones sexuales durante el embarazo son perjudiciales: Siempre que no exista una contraindicación médica, mantener relaciones sexuales durante el embarazo no presenta perjuicios para el feto. No obstante, deberán escogerse posturas que resulten cómodas para ambos miembros de la pareja. Es importante la comunicación, ya que el deseo sexual puede variar en función de los niveles hormonales.
  • El embarazo siempre requiere reposo: El reposo es algo que deberá ser prescrito por el médico en caso de embarazos de riesgo, o en estados de gestación avanzados que supongan incomodidad para la mujer. En el resto de casos, realizar ejercicio físico será fundamental para mantener los músculos en un estado adecuado, disminuyendo las molestias en la recuperación postparto. El ejercicio aeróbico ayudará a desarrollar tu sistema cardiovascular, mejorando la circulación y la resistencia a la fatiga. Ejercitar los músculos pélvicos, te facilitará el embarazo y la posterior recuperación.
  • Durante el embarazo hay que comer por dos: Este mito es totalmente falso. La alimentación deberá ser equilibrada, evitando los aumentos desmedidos de peso, que pueden acarrear serios problemas de salud, tales como la aparición de diabetes. Una nutrición adecuada evitará anemias, descalcificaciones, abortos, partos prematuros o la pérdida de piezas dentales.
  • El parto tendrá lugar con luna llena: Pese a que este mito es uno de los más conocidos, no existen investigaciones que demuestren la relación entre la luna llena y el desencadenamiento del parto. Por ello, las contracciones siguen siendo el mejor indicador del momento. Es posible que la causa  entre la coincidencia del parto y fase lunar,  se deba a que tanto el ciclo lunar como el ciclo reproductivo de la mujer, comprenden 28 días.

 

Ahora os toca a vosotras, ¿cuáles son los falsos mitos sobre el embarazo, que más han llamado vuestra atención?

  • Nombre (Obligatorio)

  • Email (Obligatorio, pero no publicado)

  • Url (Opcional)

  • Comentario (Obligatorio)