Visita nuestro archivo

Las ventajas de la música en el embarazo son más que conocidas por los especialistas desde hace años. Y es que escuchar música supone un momento de relajación y conexión, entre la madre y su bebé.

Como dijo el compositor alemán Robert Shumann, La elevada misión de la música es iluminar las profundidades del corazón humano. [Retweet esta frase]

Y es que la música, es un arte capaz de transmitir emociones y sentimientos, y eso es algo que pueden percibir hasta los más pequeños desde el vientre materno. Actualmente, existe en el mercado multitud de piezas adaptadas a la etapa del embarazo.

No obstante, los gustos musicales entre las personas son muy variados. Por ello, es conveniente que cada mujer elija el tipo de música que más le relaje y le permita disfrutar de un momento de intimidad con su bebé, desde la música actual hasta compositores como Bach, Mozart o Haydn, entre otros.

La música es un lenguaje que no requiere de enseñanza previa. No entiende de conocimientos ni de estudios. De ahí que las ventajas de la musicoterapia como herramienta de expresión, sigan situándola en los primeros puestos entre los tratamientos terapéuticos.

Un fenómeno conocido en música es el de simpatía o vibración por resonancia. Esto ocurre cuando por acción de una onda sonora, un cuerpo que vibra es capaz de transmitir esa vibración a otro cuerpo. Sin embargo, algo que muchas madres no saben es que la música en el embarazo puede producir “simpatía” entre el bebé y la madre, gracias a la transmisión del sonido a través del líquido amniótico, haciendo que ambos vibren al compás de la música.

Aunque no está científicamente comprobado que escuchar música en el embarazo aumente las capacidades intelectuales del bebé, es cierto que es una potente herramienta de comunicación entre la madre y su hijo, al tratarse de una toma de contacto con el ambiente exterior. Recuerda también, que cantarle a tu bebé ayudará a que éste reconozca tu voz y la asocia a momentos de seguridad y tranquilidad, un recurso que puede servirte de gran ayuda, tras el nacimiento.

Si optas por la música grabada, evita elevar demasiado su volumen, para que las vibraciones no resulten desagradables para el feto y el efecto sea el contrario al deseado.

  • Nombre (Obligatorio)

  • Email (Obligatorio, pero no publicado)

  • Url (Opcional)

  • Comentario (Obligatorio)