Visita nuestro archivo

La acidez en el embarazo es un problema que acompaña a muchas mujeres durante el período de gestación, y que puede resultar a menudo, incómodo para ellas. En este artículo, te explicamos cuáles son las causas de dicha acidez y algunos remedios para combatirla.

Cuando ingerimos el alimento, éste pasa de la boca al esófago, atraviesa una pequeña válvula y entra al estómago. En el estómago se secreta ácido clorhídrico junto a enzimas digestivas, para liberar los nutrientes y que éstos, puedan ser absorbidos posteriormente en el intestino.

 

Causas de la acidez en el embarazo

La válvula que comunica el esófago y el estómago recibe el nombre de cardias, y es la encargada de cerrarse en los momentos de digestión, para que el ácido no ascienda por el esófago y cause molestias. Sin embargo, durante el embarazo, los cambios hormonales producidos facilitan que los músculos esofágicos se relajen, provocando la subida del ácido.

Así mismo, algunos de los síntomas asociados a la acidez son la pesadez de estómago, sensación de ardor y quemazón, dolor de garganta (en especial, por la mañana tras despertar), molestias a la altura del esternón, y en ocasiones, regurgitación de contenido del estómago a la boca.

Otra causa de la acidez en el embarazo, es que durante el último trimestre de gestación, el útero se distiende para albergar al feto, ocupando un mayor volumen y presionando parte del estómago, lo que facilita el reflujo gastroesofágico.

 

¿Cómo podría combatir la acidez?

El estrés, la alimentación y el estado fisiológico son algunos de los factores que condicionan la aparición de acidez. Los fritos, el alcohol, el café, los picantes y las grasas saturadas, son alimentos que conllevan digestiones pesadas y promueven la aparición de reflujo.

Si quieres evitar la acidez en el embarazo o al menos disminuirla, es conveniente realizar al día comidas pequeñas pero frecuentes, que no sobrecarguen el estómago, y evitando siempre el estrés. Ingerir cantidades grandes de líquido durante las comidas también puede favorecer la acidez.

Así mismo, evita recostarte inmediatamente después de una comida o realizar cenas copiosas poco tiempo antes de ir a dormir.

Además, existen remedios naturales que ayudan a calmar la acidez en el embarazo. Las infusiones de manzanilla, menta, hierbabuena, hinojo y anís, han sido muy utilizadas a lo largo del tiempo para paliar este problema. Así mismo, la regaliz ha sido considerada desde siempre como una potente herramienta contra la acidez, gracias a sus propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias, que la convierten en una aliada contra las úlceras de estómago y el reflujo gastroesofágico.

 

Comida acreana faz sucesso em São Paulo. Imagen con licencia Creative Commons de Agência de Notícias do Acre.

  • Nombre (Obligatorio)

  • Email (Obligatorio, pero no publicado)

  • Url (Opcional)

  • Comentario (Obligatorio)