Visita nuestro archivo

¿Te gustaría conocer cuáles son los beneficios del omega 3 en el embarazo? ¡Atrévete y sigue leyendo!

Seguro que has oído hablar en muchas ocasiones del ácido graso omega 3, ¿pero conoces la razón de su esencialidad? ¡Recuerda que mantener una dieta adecuada es vital en el embarazo!

El omega 3 es un tipo de ácido graso esencial que pertenece al grupo de los poliinsaturados. Decimos que es esencial, puesto que no podemos sintetizarlo nosotros mismos y necesitamos adquirirlo a través de la dieta.

Debido a sus características, es un lípido más que valorado en el sector de la salud gracias a sus propiedades cardioprotectoras y antinflamatorias. Se ha demostrado que la ingesta continuada de omega 3 disminuye la coagulación de la sangre, y rebaja el nivel de inflamación al limitar la cantidad de agentes inflamatorios como el ácido araquidónico.

El ácido graso omega 3 por excelencia es el ácido linolénico, considerándose el ácido alfa linolénico, como esencial. A partir de éste, nuestro organismo ya posee enzimas capaces de sintetizar el resto de ácidos grasos omega 3 derivados.

 

¿Pero cuáles son los beneficios del omega-3 en el embarazo?

Se ha demostrado que el ácido graso omega 3 es capaz de disminuir la posibilidad de padecer depresión en embarazo, ayudando a mejorar la estabilidad emocional de la madre.

El embarazo supone un esfuerzo para el corazón de la gestante, de forma que el consumo de este lípido, puede ayudar a proteger el sistema cardiovascular, amortiguando los cambios de presión arterial y regulando los niveles de trigliricéridos.

Se ha visto que además, reduce el riesgo de parto prematuro y facilita que el recién nacido nazca con un peso óptimo.

Mejorar el desarrollo de la visión y del sistema nervioso en el feto, son algunos de los beneficios del omega 3 en el embarazo, en especial sobre el futuro bebé, al ser capaz de atravesar la barrera placentaria y actuar sobre el desarrollo cerebral.

Sin embargo, conviene no excederse demasiado de la cantidad recomendada (unos 200 miligramos al día), ya que investigaciones recientes han puesto de manifiesto que ingerir  demasiado omega 3 podría limitar la acción de otros ácidos grasos esenciales como el omega 6, también necesarios para el feto.

 

Fuentes de omega 3 en la dieta

Cumplir con la cantidad recomendada de omega 3 es más que sencillo. Tan solo debes incluir en tu dieta aldedor de 2 raciones de pescado graso a la semana.

La sardina, el salmón, la anchoa,  la caballa, la corvina, o el atún son muy ricos en él. Así mismo, el hígado de bacalao o el aceite de pescado también poseen una cantidad elevada de omega 3.

Ahora os toca a vosotr@s, ¿conocíais los beneficios del omega 3 en el embarazo? :)

  • Nombre (Obligatorio)

  • Email (Obligatorio, pero no publicado)

  • Url (Opcional)

  • Comentario (Obligatorio)