Visita nuestro archivo

¿Es posible que el embarazo pueda modificar el cerebro femenino? ¿El ADN de los hijos podría persistir en el cerebro de la mujer? ¡Sigue leyendo!

Un estudio desarrollado en 2007 por investigadores de Singapur consiguió demostrar que era posible, que células del feto pudieran migrar hasta el cerebro de la mujer, algo hasta el momento impensable, puesto que la barrera “sangre-cerebro”  se encarga de protegerlo funcionando como un filtro para la mayoría de moléculas.

Sin embargo, las células del feto podrían viajar por la sangre materna tras atravesar la placenta, un hecho que aunque hace años parecía imposible, ha servido en gran medida para el diagnóstico prenatal no invasivo de enfermedades como el síndrome de Down, o simplemente, ¡para conocer el sexo fetal! Si te gustaría conocer más sobre esto, ¡consúltanos!

Ahora, un estudio más reciente publicado en 2012 por científicos en Seattle, ha puesto de manifiesto que el ADN de los hijos podría permanecer en el cerebro de la mujer, ejerciendo su impacto durante toda la vida.

Así mismo, lo más sorprendente fue encontrar “pequeños fragmentos de ADN” típicos del cromosoma Y masculino, en distintas regiones del cerebro de la mujer, y que incluso, ese ADN extranjero era capaz de perdurar hasta la muerte de la misma.

Ese sistema por el que las células fetales consiguen sobrevivir en los tejidos de la madre, se conoce bajo el nombre de microquimerismo fetal.

Aunque todavía no está claro la función o el impacto que podría tener la presencia de ese ADN fetal, los investigadores apuntan a que es posible que esas células provenientes del feto, sean capaces de diferenciarse en neuronas, funcionando como una barrera en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

No obstante, esta información todavía no ha sido validada en muestras humanas, tan solo en investigación con roedores.

Sin embargo, este descubrimiento arroja una información más que interesante, sobre la posibilidad de transmisión de ADN entre la madre y el feto, el impacto que este podría ejercer sobre ella, e incluso, la posibilidad de que hijos de una misma madre pudieran compartir parte de su ADN a partir de hermanos anteriores.

 

Sin título. Imagen con licencia Creative Commons de abarefoot.

  • Nombre (Obligatorio)

  • Email (Obligatorio, pero no publicado)

  • Url (Opcional)

  • Comentario (Obligatorio)